martes, 26 de junio de 2012

Peronia, Rock City


Desde hace tiempo me quedó clarísimo que las drogas son un denominador tan ridículamente común, que es idiota tratar de llevárselas de diferente sólo por fumar monte o darle a la poiss.

Me di cuenta que mis "grandes" experiencias no eran ni mierda a la par de su historia más suave.
Detrás de un carro de lujo, una casa perfectamente diseñada y una esposa de revista junto todo a los accesorios de maternidad no hay grandes historias, ni grandes triunfos, ni grandes fortunas emocionales a pesar que tengan una chequera con problemas prefechados por pagar.

El maje, (como él mismo describiría a cualquier otra persona) me contó 3 experiencias dignas de ser representadas por actores mediocres de Hollywood o dignas de ser escritas por un escritor de tercera como yo, sin embargo, fueron 3 historias resumidas de primer orden. Épicas de principio a fin dentro de un contexto popular y urbano.

Lo que menos esperaría de un contador es que sea un gran contador de historias, sin embargo el maje había tenido wisas, varas, chingaderas y loqueras en puta que ninguna de las historias más alocadas se acercarían a ese nivel de demencia.

"Yo soy otro nivel de lunático, ya con 5 hijos y yo seguía la chingadera, pero ahora ya empecé a agarrar onda" - mientras me mostraba su dosis diaria de moises que llevaba cuidadosamente empacada en una hoja de cuaderno cuadrículado adentro de su billetera flaca.

Alguien cuerdo, no le hubiera dado cuerda a dos hermanas. Es decir, alguien cuerdo no le hubiera "tronado el ejote" a las 2 hermanas... En la misma cama... Simultáneamente... En un motel... Siendo una de ellas menor de edad... Sólo 14 añitos.
Pero ¿Qué pisados? No sé ni porque me sorprendo. ¿Acaso no creía que la fórmula de la felicidad venía en la diversión inmoral?

Pero no sólo a ellas les "ha masacrado la cuca" como él afirmó. Gran parte de su vida ha sido de billetera flaca y aunque alguna vez cargó buena nave, buen billete y buena coca, buenas culos nunca le faltaron; así como aquella vez que se fueron a un turicentro con sus cuates y las wisas de la maquila y si yo viera, esas pisadas son unas auténticas ninfómanas/maniáticas sexuales expertas den dar placer que al parecer, cada vez que hay fiesta terminan fornicando hasta dormirse en donde la calentura les haya agarrado.

"Una fiesta, así chingona, de a huevo, siempre termina en orgía" (PUTA MADRE, mis fiestas apenas si llegan a agarres de gordas) Pero no es de creer así nomás, no todas las de las maquilas son bien putas porque había una pisadita que vivía cerca de su casa que llegaba cuando hacían mixiles para que la coronaran entre 7.

Creo que olvidé mencionar que los mixiles son una mezcla de cualquier tipo de alcohol mezclado con Orange Crush y que el día que SIETE hombres estaban disfrutando de ella, tuvieron que salir en bolas por 2 cuadras porque la mamá había llegado a la casa.

Cuando sea grande voy a ser como él, si es que tengo los suficientes huevos para hacer algo de ese calibre.

Y según yo la fiesta de mi cuadra era la mera verga del tirgre.