lunes, 28 de agosto de 2017

Poner la otra mejilla o cavar 2 tumbas.

La justicia es lo que está entre el perdón y la venganza. En este país, el éxito no se construye con arduo trabajo y frases motivacionales. Más bien, el éxito llega cuando tus plegarias al Padre Celestial te conceden pasar sobre los más pequeños sin repercusiones o represalias.

“Dios es bueno”, dice uno luego de atropellar a una multitud; “Jehová”, escribe otro después de darse a la fuga y por supuesto, nunca falta quien estando con grilletes, cite algún versículo de la misma pero aún peores son aquellos incomparables inescrupulosos que se fían de la palabra de algún dios cristiano para vender créditos de realidad ficticia a los borregos del culto.

De pronto, entre toda la psicosis del caos organizado y la inestabilidad más emocional que política, nos vemos en la urgencia de volcarnos en cuerpo, mente y billetera al cristianismo que alguna vez nos prometió la paz de un Reino imposible, pues si la Justicia no es de humanos, tendremos que dejárselo en beneficio de duda a alguna Divinidad.

El perdón es para los resignados y la venganza para los que no tienen miedo. En medio de eso, se perfila la delgada línea de la justicia en la que ni los suicidas en el día más gris quisieran caminar pues nadie quisiera acompañar en la muerte un valor que ya murió y ahora es solo un hobbie para aquellos que tienen el Poder y el dinero. No es de extrañarse que sin más remedio terminemos optando por el perdón cristiano, sin dejar de sentir la espina de resentimiento que ha marcado a nuestros ancestros por más de 500 años y que cabizbajos reclaman a quienes no les interesa.


Reprochamos la Injusticia, salvo que sea a nuestro favor. Odiamos la impunidad, salvo que sea para nosotros mismos. Exigimos cárcel para los criminales, excepto para los que conocemos. Queremos pena de muerte, pero nadie tiene la intención de cumplir las leyes en su cabalidad. Y entre un chirmol de hastahgs exigiendo quién se va y quien se queda, te veo yo, hartándote sin resentimiento Tacos, Fresh; emitiendo tu opinión por doquier, como si alguien te la hubiese pedido, satanizando a todo aquel que tire basura, asalte, robe,  o sea corrupto mientras en tu casa guardas la riqueza que hacés gracias a vender sin licencia el líquido de la botella donde el Pastor asegura que se esconde el Diablo a menos de 100 metros de un colegio y sacás de mala gana el bloc de facturas solo para aquellos que no se les olvidó pedirla.


AL VER TOdo, BARRERAs mentales me brincan a la mente, pues la bienaventurada hipocresía de otro cristiano más escondido entre las líneas de la biblia, me hacen sentir el odio más puro y fraternal, sabiendo cómo tambalea su buen corazón cristiano al  amenazarme y ofendiéndose cuando llego con la humildad del no creyente, exigiendo unos cientos de quetzalitos ganados con esfuerzo para honra del ser supremo: las cuentas por pagar.


La venganza no solo tiene nombre y apellido, también tiene el elemento de satisfacción, pues para ser un hijodeputa no se estudia y es más comprensible que el marero que conoce tantas palabras como oportunidades en su asentamiento sea menos digno de torturarlo hasta la muerte, que aquellos que con una pizca de educación, dinero y poder para cambiar las cosas se limiten a aplastar los cráneos de quienes aún recorremos la milla extra y creemos en la ética solo por el gusto de creer que la mierda nunca nos llegará a las rodillas.


“Antes de empezar un viaje de venganza, cava 2 tumbas” - Confusio

martes, 27 de octubre de 2015

Ando en nada: viviendo por las historias

Encajo perfectamente en las piezas rotas que (irremediablemente) también encontraste al llegar a este tierno caos que tu mamá se preocupó por inmortalizar temporalmente en una foto de tu viejo álbum bajo la etiqueta de "bendición".

Lo sé porque he estado ahí, como la colorida frase motivacional ignorada que pulula pegada en las paredes de la oficina, o como el inevitable pesar de la tristeza al dormir sobre un colchón de sueños aplastado por la comida rápida atrapada en la grasa de tu panza y el reflejo de tu cara frustrada en el fondo del vaso de whisky que compraste al 2X1 en el happy hour - cuando me contaste que tu esposa y tus hijas te iban a abandonar por ser un perdedor (como yo)-. Lo sé porque soy uno más. Soy ese grano extra en la masa homogénea de los diferentes que se suicidan a largo plazo con sorbitos de droga, cigarros y amor.

¿Qué puedes ver en las palabras? - me preguntó con acento otro poeta forzado

Tus labios, químicos.
Por las encillas: torcido
y tu lengua ácida
me recuerdan
al mismo mundo

que nuestra realidad

quería desprenderse.

No vi nada pero asentí. Fuera de contexto pocas cosas tienen lógica. Si me guiará por la lógica nunca me habría convertido por ratos en el villano que rompió el corazón de quién me rompió el corazón. no por venganza ni por karma, sino por decisión, la misma decisión que me llevó a cortarme el pelo y arrepentirme, el mismo arrepentimiento que tuviera desde el limbo si hubiera saltado de aquel balcón.

Pero no lo hice, porque prefiero dejar viva la esperanza, matándome a largo plazo con sorbitos de droga, cigarros y amor para hacerla parte de una experiencia y no de una vida. "Que esta sea tu experiencia y no tu vida" - me repitió el poeta forzado.

¿Y si estuviera en contexto? Si estuviera en el contexto correcto jamás habría sido el elemento colateral y casi erróneo que descubrió la belleza de una canción en una camioneta a la que nunca subí o haberte conocido en un bar al que siempre fui y nunca me gustó. El mismo bar que probablemente ha sido testigo de experiencias que hacen historias de sus vidas, o de su vida una historia.

Y cuánta historia no he escuchado: cambiar cheques de La Línea, transportar dinero a Panamá, un jacuzzi y 3 bailarinas en Bogotá, atropellar a un policía en un retén, ver morir a alguien por atravesar una puerta de vidrio, vomitar el lavamanos en la casa de tu jefa, ser violentamente besado por 2 lesbianas, amanecer con un morete en las costillas, perderse en Honduras, conocer a un chamán en medio de un maizal, saltar en bungee, cruzar el desierto, re-encontrarte con una mamá perdida, vivir en un carro por 5 años, comer gusanos, salir de fiesta con Steve Aoki, bajar 50 libras para casarse a los 39 años, ver a Black Sabbath, una fiesta swinger y 300 líneas de cois con títulos sugestivos que personas cercanas alguna vez me contaron, intentando re-vivir aquellas historias que te hacen no querer saltar de ningún balcón.

Porque me fascinan las buenas historias que se plantan en mi mente como una pantalla de cine narrada por alegres borrachos al rededor de una mesa al atardecer y prefiero dejar malas historias sin esperanza en un cajón junto a los miedos, las inseguridades y los secretos que me llevaré a mi tumba prefabricada.

Y mientras el vaivén de algo parecido a la rutina me dicta el siguiente paso, me embeleso con las historias que me cuentan y admiro las fluidez de las historias que escribís y luego me describís como 'sueños', porque yo también tengo historias, sueños y un montón hojas que llenar con experiencias vividas y por vivir para hacer de mi vida una buena historia de que contar.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

¡Pero como varón, pues! (II)

HUECO. 

MAMALA, CEROTE.

CHUPALA.

CON UN PAR DE HUEVOS.

SERVITE COMO VARÓN.

TREMENDO MARICA.

VOS, PELÁMELA.


Hay algo confuso en los 'varones' que son hombres por naturaleza cultural. Es decir, tenemos que ser hombres para encajar en una sociedad donde los hombres odian a los hombres que son menos hombres por preferir cosas que no hacen los hombres "de verdad".

Lo noté hace algunos años en Futeca antes que un pelotazo del delantero estrella me golpeara en la cabeza y 2 amigas sobaron mi cabeza como si fuera un cachorrito adolorido. Aunque he de confesar que sentí las ganas de llorar... Me aguanté, probablemente fue el instinto de macho omicrón o las palabras de mi abuelo recordándome desde el cielo que "los hombres no lloran".

Es contradictorio y hasta estúpido preferir pasar tiempo con otros hombres sudorosos y sin playera jugar fútbol que platicar en el graderío con las novias de los jugadores lo insensibles que son sus novios. 

Pero ¡hey! ¿Quién soy yo para juzgar? Después de todo, aparentemente yo soy el gay por preferir la plática y escuchar y agarrar uno que otro tip que me podrían ayudar a conquistar mujeres. Además de evitar el desgaste físico y obtener consejos útiles cada vez que arruino una relación.


Vos, haceme un favor. 


— Sí ¿Qué pasó? 

— Llevate esta escalera a la otra oficina, porfa. Es para cambiar un foco. 

— (después de varios intentos) No pude mover la escalera... Pesaba mucho, disculpá, tal vez entre los 2...

— CHUUUUPALA ¡No pudiste! Te creía hombre...

Pero otra vez, ser tan hombre es contradictorio...  ¿Acaso la expresión "chupala" no es suficientemente homosexual como para decir implícitamente que estaría disupuesto a recibir sexo oral por parte de otro hombre? 


¿Cuál es el objetivo de las expresiones macho-homofóbicas? ¿Verse más hombre o menos gay?


- Decirme "hueco" implicaría que se está juntando con otros huecos... Lo que en un mundo de machos, lo haría gay por hablar con otro gay. 
- "Mamama" es otra expresión para decir que etaría dispuesto a recibir sexo oral por parte de otro hombre, lo que convierte en gay tanto el que da como el que recibe.

- "Con un par de huevos" en un mundo doble sentido, suena bastante kinky.
- "Como varón": sin importar que tan afeminado pueda ser un hombre, lo de hombre, solo un doctor te  lo quita.
- "Tremendo marica": Porque parece ser que en el "maricametro" solo se puede obtener 0% ó 100%.

Supongo que no hay culpa en la cultura heredada y solo queda la resposabilidad de respetar por convicción y no por obligación.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

¡Pero como varón, pues! (I)

Es el final de una fiesta en un pueblo perdido de Jutiapa, Jalapa o uno de esos lugares donde todos usan sombreros, armas y picopones.

Hay disco en vivo y el DJ se luce con los éxitos de K-Paz de La Sierra. 
¡Pero te vas a arrepentir! corean los sobrevivientes más gallos que aún están bailando en la pista con sus mujeres de botas. Todos van de izquierda a derecha en pequeños pasitos, probablemente por obra y gracia del pericazo.

Yo tengo un sombrero, pero eso no engaña a nadie. Ni a los locales ni a mis conocidos que lo toman como un chiste, como el capricho del niño capitalino que quiere una vida 'de rancho' porque vio demasiadas novelas colombianas.

Un joven en sus veintitantos con jeans, camisa de cuadros y botitas pequeñas (casi graciosas) se me acerca a donde estaba sentado. Lo vi venir desde el centro de la pista, cubierto por líneas de luces laser verdes y rojas y lunares de luz morados.

- Papito, ¿Y usted qué putas, es hombre o mujer?

Estando en la ciudad lo hubiera ignorado, intentado trollear o abordad con una actitud sarcástica digna de odiarme por imbécil... O estimarme por ingenioso, pero estando en una tierra de pasivos disfrazados de vaqueros no me quedo más que responder con toda honestidad y una pizca de humor blando para minimizar las probabilidades de salir vergueado... O lastimado.

- Pues, soy hombre según mi DPI jaja —me reí nerviosamente, agarrando fuertemente con mis 2 manos el vasito de ron con Pepsi que estaba calentando—
- Le pregunto por el pelo, sino la sacaba a bailar, compa —el se rió en alto inclinado hacia mi, ya borracho, sentí el hálito de energía que trae el alchohol consigo. Retomó compostura, tambaleándose y sosteniendo el sombrero para que no se le cayera, nos hicimos falsos amigos— Salud compa, usted sabe que es chingadera — Brindé, como si no tuviera otra opción.

Las mínimas palabras intercambiadas fueron suficientes para que -el- me levantara de la silla, me agarrara por el cuello (en símbolo de camaradería) y que al aire. brindara por mi y por los rockeros que son bien cerotes dos veces más.

No era la primera vez que me pasaba. Es la cruz de durport que tengo que cargar y no me pesa pero es molesto tener que estar justificando mi sexualidad o mis gustos musicales.


lunes, 3 de agosto de 2015

La música es amor: decime qué escuchás y te digo a quien juzgás


La música es un constante recordatorio de los buenos tiempos en las malas épocas y los malos ratos en las buenas épocas. 

La cerveza se ha encargado de borrar las más finas memorias de las mejores borracheras filosofales y ha sabido como manejar el olvido de los peores pleitos maritales con tinte infernal, mientras que la música se queda grabada como fotos mentales (sin pedir permiso) de escenas inespecífica de un día cualquiera sin ninguna razón en particular aparente. ¿Por qué? No lo sé, solo sé que es un hecho que no puedo evitar.

La música está en el aire, la música está en el USB del brocha de la camioneta, la música está en una llamada, la música está en el lobby de una agencia caquera mientras esperas que te hagan una entrevista de trabajo, la música está en tu carro atrapado en la Martí, la música está -a todo volúmen- afuera de la tienda de electrodomésticos, la música está en la película que no querías ver, la música está en la casa de tu vecino que decide levantarse todos los domingos temprano para hacer oficio a un ritmo tropicalón, la música está en la cevichería de narcos, la música está en la tele que dejaste prendida porque tuviste un día de mierda y te dormiste temprano, la música está ahí.

Si pudiera descifrar cuál es la fórmula para que una canción me guste o se convierta en una memoria, haría que Tarantino tuviera envidia del soundtrack de mi vida. Pero no, desafortunadamente no es así. Las mejores canciones de los peores artistas me han calado de igual forma que las peores canciones de mis artistas favoritas, porque hacen recordarme que CUALQUIER situación, sin importar que haya sido muy buena o muy mala, tiene suficiente peso como para convencerme de querer seguir viviendo -ó como para contemplar la idea de inhalar Racumín-

Soy como un suicida con ganas de vivir porque no he vivido lo suficiente como para morirme... Y también porque no sé donde, cuándo, cómo o porqué puedo descubrir la canción más genial de mi Universo (con la posibilidad que la música venga con una memoria gratis incluída).

A mis veintitantos, estas son algunas de las canciones que vienen acompañada implícitamente de alguna memoria.

La primera vez que una compañera de trabajo me ofreció tener sexo casual en La Chicha de la USAC mientras nos besábamos sobre una mesa de madera y 2 tipos gordos de aspecto oficinista nos miraban.


La vez que había fumado tanto, que me tuve que estacionar a 2 cuadras de la casa de mi amigo para dormir un rato. Desperté 4 horas después con varias llamadas perdidas y MUY desubicado.


Me es imposible no recordarme de la cama y las 4 paredes verdes del cuarto del hotel en Pana en donde me quedé con mi ex-novia para tratar de salvar una relación que ya había caducado pero me rehusaba a creerlo.


Toda ruptura tiene su período de luto y depresión. La mía vino acompañada de algunas drogas y un amigo músico que compartía mi afición por la depresión pero intentábamos matarla fumando Payasos mientras dábamos vueltas a la colonia para evitar pensar en nuestro corazón roto.

Saliendo del parqueo de la Universidad mientras manejaba de regreso a mi casa, escuchando Infinita y no podía pensar en otra cosa más que estaba estúpidamente colgado de una alguien que no me quería de la misma forma.


Boulevar Los Próceres, algún mes entre marzo y junio del 2012, un poco antes de las 11am. Manejaba un Honda Civic y tenía otra ruptura de corazón fresca.


Enero del 2013, en una pequeña casa de San Pedro la Laguna. Yo estaba sentado en la puerta trasera de la casa viendo como mis otros 3 amigos fumaban lo mejor de San Pedro. Uno de ellos 3 comentó que la canción era eterna.


Dos octavos de Quetzalteca frente a mi computadora un viernes por la noche,


Una carta escrita a mano con la letra de la canción y su perfume impregnado en el papel de líneas. Una intensa historia que nunca pasó.


3 chelas, lentes oscuros puestos y la carretera Palín-Escuintrla pasando a gran velocidad los campos de caña a las 5pm, frente a una estructura que parece "nave espacial". Estaba sentado atrás en el lado del copiloto. Recuerdo haber sentido un falso sentido de Libertad, paz mental y el aire en mi cara, despeinándome.

No sé donde voy a estar en 3, 5 o 10 años, pero estoy seguro que nuevas canciones marcarán nuevas memorias y con ellas, nuevas personas o viejos amigo en diferentes situaciones, porque NINGUNA memoria puede forzarme a olvidar (directa o indirectamente) a esas personas que han hecho de mi vida un buen tiempo en una mala época o un mal rato en una buena época.

Las memorias son individuales, más no egoístas. La música es igual y sobre todo, nos hace recordar que tan sólo somos humanos y como humanos estamos llenos de errores, victorias e historias que hacen de nuestra vida una experiencia única, inigualable e irrepetible. La música está aquí para nosotros y si la música no nos juzga ¿Por qué habríamos de juzgar la música solo por como suena o por quiénes la escuchan?

Si del amor al odio solo hay un paso, juzgar es el paso que damos para confirmar que la música es amor y es Universal.

lunes, 6 de julio de 2015

Speedy Flow, el reggaetonero

—Ella es tu wisa
Pero le gusta más MI LONGANIZA

—Ella es caquera
Pero cuando monta,
Me monta de vaquera

—Por eso le di
Le di Zapatos de Aldo Nero
Y ella me dio, me dio un mañanero

—Lero, lero
Candelero
Golpea mejor quien golpea primero

—[El auténtico Speedy Flow, con DJ Rivers Mont y los Originales de Villa Nueva. Desde Alioto II para la Capi...¡Hasta el Fraijanes!
-y no olvides, que soy yo quien te da pa'tus panes-]

—Lo hacemos cinco, seis, siete,hasta ocho
Cinco-on-don, sin condón
Le gusta darle con luces ON
Y yo me bajo hasta quedar con tu bigote JAROCHO.

—Ahora ella es mía,
Le gusta ver porky donde se le humilla
Y también golden showers
Por eso ahora en la cama, ella me mia

¿Qué?
Que es mía.

[Si la quieres de vuelta... 
PAGA EL BABY SHOWERS
Pero solo con regalos Mira Flowers.]

viernes, 26 de junio de 2015

Los perdedores me motivan

Pienso que ser el imbécil del grupo no es fácil. No tanto por las críticas que recibo a mis espaldas en tono sarcástico con la etiqueta de calidad, sí, CALIDAD DE IDIOTA, sino más bien porque no puedo dejar de ser el imbécil que siempre he sido.

Me es inevitable dejar de ser "yo mismo" y, tristemente ese "yo mismo" es un maldito misógino, mentiroso compulsivo y mediocre sin aspiraciones ni motivaciones suficientes más que tener unas dos mil varas para matarlas en 4 fines de semana de cerveza y pizza con mis amigos que son unos lamebotas de sus jefes que a puro tubo tienen que invitarme por ser ratas del Sistema sin darse cuenta. Ya tienen que abrir los ojos y dejarse de manipular y regalarme cien varas y darnos unos DMTs para que vean más allá de la realidad. No los puedo culpar, probablemente son tan ignorantes que nunca han leído ninguno de los libros que yo he leído.

Pero realmente trato de no ser tan imbécil y quizás es por eso que finjo. Finjo que mi tío tiene una finca en Patulul y que yo administro el terreno. Finjo que me conocen en los puteros más TOP de la ciudad para ganar la respeto y admiración de los demás. Finjo que soy inteligente diciendo que he leído más libros de los que en verdad conozco. Finjo diciendo que tuve sexo anal. Finjo diciendo que sé como transportar más de diez mil dólares a Panamá sin ser detenido. Finjo que puedo hacer crecer las plantas de marihuana 3 veces más rápido. Finjo que me fui de party y solo pedimos Buchanas con las edecanes de la Gallo. 

Aunque, no es del todo mentira y es por eso que no soy tan imbécil. Puedo armar cubos de Rubik como nadie los arma. Puedo matar a todo un equipo en COD sin ayuda. Puedo fumarme un bong completo sin tener los ojos rojos. Puedo tocar 100 notas por segundo. Puedo hacer que me den crédito en la tiendita de la esquina, Puedo hacer muchas cosas que nadie puede. Puedo hacerle creer cosas a las personas. Puedo hacer cosas que los imbéciles no pueden.

Aún así, no entiendo porqué algunos no logran ver desde mi perspectiva. Pero trato. En serio trato de dejar de ser el imbécil que soy y caerle bien a todo mundo. Por eso bromeo y hago chistes con los que todos se puedan reír. Como decirle "gordi" de cariño a la secretaria de la oficina que hace una semana nos contó que empezó una dieta porque tiene problemas de la tiroides. O como decirle Spock al mensajero indígena que nació con un defecto congénito en su mano derecha y no entiende de qué le hablo. O decirle colocha rica, seguido de un "son pajas vos",  al diseñador de pelo largo. 

Ojalá mi jefe lo entendiera. Ojalá hubiera vivido la chingadera que teníamos en el Call Center con mi ex-jefe para que viera que ser cuates en el trabajo mejora el performance de todo el team. No puedo creer que no haya entendido ni una simple broma como "no te malies" cuando me llamó la atención por correo por dejar abierta la puerta de la oficina. En serio, ojalá hubiera sido parte del staff en la cuenta que llevábamos, así hubiera visto que hay mara que si es bien estúpida. Como un imbécil que dijo que los gays deberían poder casarse entre ellos, que asco, después todos vamos a terminar contagiados de sus huecadas. Otro mula, diciendo que el conflicto armado solo había traído mas pobreza al país... Lo que ese cara-mi-culo no sabe es que los "indígenas" como les dice ahora Mr.Fer son el problema del país. Y así, mara estúpida diciendo que el reggaetón si es música y no una mierda.

Aquí todo es una mierda y todos son una mierda. Mi jefe en especial es una mierda. No me deja trabajar al aire libre y no entiende que rompí el iPad de la empresa por accidente, nor porque quería romperla. Todos son una mierda y tienen cara de empurrados desde que llego a la oficina, por eso intento darles masajes para que se relajen. Un team relajado alcanza más rápidos sus objetivos según nos dijeron el día de training cuando trabajaba en el Call Center.

Y sobre todo, hipócritas. Hablan de sexo y hacen chistes doble sentido pero se ofenden cuando veo Hentai que los IMBÉCILES le dicen Animé o más idiotas otras le dicen "caricaturas chinas", me emputa que no sepan diferenciar cosas tan básicas como eso. Pero no es todo tan malo. Al menos si llego tarde no me lo descuentan y si me voy temprano ya no me dicen nada. Cerotes, al fin agarraron la onda que uno trabaja mejor sin horario ni ataduras.

Esta empresa está llena de gente basura, dicen tener valores, pero se enojan si uno se equivoca y pide perdón. Por ejemplo, la vez pasada, vi un trastecito con spaghettis en la refrí y como eran las 3 y nadie se los había comido y tenía hambre me los comí yo, ¿Cómo iba a saber que eran del contador que había salido a una reunión? Le pedí perdón y todo, hasta le ofrecí comprarle algo de la tienda con mi dinero pero no me aceptó nada, ahí si ya su pedo.

La gente me dice que soy bien imbécil, pero cada vez estoy más convencido que ELLOS son los imbéciles. ¿Cómo no se van a ver estúpidas las personas que primero le dan Gracias a Dios antes de comer? ¿Acaso esto es la Edad media? Estoy seguro que las estúpidas son ellas que ni siquiera saben como bajar la tapa del baño y uno tiene que ir a enseñarles como si fueran de kinder.

Definitivamente estoy seguro que ELLOS son los imbéciles perdedores que se sienten intimidados por mi inteligencia y por eso me están despidiendo. Ellos son los mulas, porque NUNCA se le pregunta a alguien tan maldito como yo algo como "porque sos tan mula" sin decir nada y que ellos respondan por mí, diciendo todo lo anterior.

- Ala verga, cerote, ¿cómo putas posible que seas tan estúpido de estar viendo porno el ÚNICO día de TODO EL AÑO que viene nuestra principal cliente cuando yo claramente te envié un correo para avisarte que a las 11 iba a llegar a recoger un equipo?

A veces solo quisiera que te dieras cuenta el nivel de mierda de persona que sos, en serio.


jueves, 18 de junio de 2015

Donde [las] p*tas

I'm such a good good boy
I just need e new toy
I tell ya what, girl
Dance for me, I'll keep you overemployed
Just tell me a story
You know the one I mean
Motley Crue - Girls Girls Girls

— Me llamo Victoria y quiero hacerte compañía, ¿te molesta si me siento?

Ir 'donde las nenas' nunca ha sido lo mío. Me hace sentir como un fanático arrepentido de haber ido al estadio solo para estar más cerca de lo que nunca conseguirán: Victoria.

Las 'bailarinas' son una realidad traspolada en nombres falsos con el fin único de inflar el ego fálico de los ambiciosos que no parecen tener suficiente con la pornografía. Yo soy un conformista tacaño que disfruta evitarse la incomodidad de tener que inventar qué hablar para que una puta no se sienta aburrida sin más remedio que estar ahí a cambio de tragos de 12 dólares, porque eso es lo que hay... Y porque si las tocás aunque tengás las manos heladas por la cerveza, le hacen tantas ganas por atenderte como un agente de call center recibiendo llamadas de rednecks en el turno de las 3am.

Muy mula o muy bueno. En este mundo de buitres ninguna de las 2 es buena, sobre todo cuando tratás con embajadoras del Diablo.

La  verdad, es que soy de esos románticos que prefieren  un six-pack y escoger un video BDSM de 12 minutos con la tranquilidad de saber que no tengo que hacer nada más que lo que yo quiera (o lo que pueda).

Pero que yo fuera a gastar Q. 6,000 en una noche para comprar una botella de Whisky, arrastrar una plática forzada con alguien que se restriega coca en las encillas para tener hasta 30 minutos de mal sexo en un cuarto de paredes rosadas mientras ella se lima las uñas... ¿Dónde putas?

Victoria se levantó y se fue. Creo que fue mala idea contarle que mi trabajo era tan mal pagado, que la última vez que había más de 100 quetzales juntos, había sido en el juego de Bancopoly. Mi amigo parecía estar disfrutando del baile. El mesero me trapea los pies y pienso que podría ser poesía urbana si el matrimonio fuera opción.


lunes, 11 de mayo de 2015

Como Instagram salvó mi vida


Era otro día de esos en el que pensaba seriamente si suicidarme o no desde el Puente Del Incienso hasta que gracias al cielo y a todos sus Santos, abrí Instagram para tomar una última foto en blanco y negro apuntando hacia el fondo del barranco con mi dedo índice desde la baranda del otro lado de la maya metálica para ser noticia en Soy502 y llenarla de hashtags como #InstaSuicide #GuateSuicide #PerhapsYouNeedALittePuentedDelIncienso #FromWhereISuicide #SuicideBridgePorn #VisitGuatemalaAndKillYourself #IphonesSuicidesOnly #ExploraTusPuentesYCompartelosConTusAmigosSuicidasAntesDeTirarte más una frase profunda, escrita en inglés obviamente, para complementar la imagen: "We live in eternity til' eternity come after us looking for our dark passenger to let us live. Today I'll be the light" y así ganarme el aprecio y los emojis de 'manitas aplaudiendo' en los comentarios (de Instagram) de la comunidad pseudo-artista que va a La Erre y Las Tres Marías en plan creerse los creativos élite de este país cuando en realidad todos se ven pre-fabricados con esas barbas y esos tatuajes en los brazos. Ni el maldito Mono Del Espacio pudo haber creado algo tan poético de algo tan estúpido como el suicidio.



Pero estando justo en la baranda, sentado al filo de la vida, sintiendo el frío, con el corazón en la gargante, las lágrimas en mis ojos, mi mente en mi familia y mi teléfono en la mano, vi una sucesión de frases motivacionales tan hermosas que no pude contener más el llanto y eché a llorar tan fuerte como pude. Un poco aliviado, un poco irritado. 

La primera imagen decía "Saluda a la vida con felicidad y gratitud. Sonríe". Era una mano con una carita feliz pintada en la palma, digo, si una mano con una carita no te pone feliz, NADA en este  puto universo puede hacerte sentir mejor. Por suerte para mí funcionó. La volví a leer en voz alta "Saluda a la vida con felicidad y gratitud. Sonríe". No hay mejor momento para sonreír que cuando estás a punto de saltar al vacío mientras un grupo de bomberos te disuaden haciéndote elogios falsos y quitándose el sombrero, diciendo cosas buenas de tí, como si te conocieran y creyeran tener la solución a todos los problemas genéricos que te tribulan.



Por otro lado, reconozco su esfuerzo. Después de todo, no ha de ser fácil salvar idiotas con falta de atención como yo. Si me tiraba tendrían que bajar más de 200 gradas para recoger mi cuerpo hinchado y cagado. Para no ser tan egoísta, le compré a mi cel uno de esos 'skins' que se pueden lanzar de cientos de metros arriba sin que se dañe. Que su servicio sea voluntario no quiere decir que no podamos retribuirles.

Papá, usted vale mucho, me quito el casco por usted, piense en su familia.
— Men, no se tire, todo se soluciona en esta vida.
— ¡Trucha, trucha, bájese! (me grtaba otro bombero)

Otros planeaban la estrategia de cómo rescatarme.



Los ignoré. No había nada que podían hacer. Los amenacé con lanzarme si cruzaban la maya metálica. Seguí con mi teléfono. La siguiente imagen motivacional decía "Lo bueno es que ya falta un día menos para ese «algún día»".  Tenía razón de cierta forma. Dejé de llorar.

Bueno, me arrepentí, no voy a saltar

Los bomberos y los policías aplaudieron y chiflaron mi acto de valentía cuando crucé la maya metálica hacia el lado seguro del puente. Irónico, es más valiente el que salta que el que se arrepiente, pero nadie aprecia un suicidio.

Me ofrecieron llevarme en la ambulancia para revisar si no estaba herido, pero sabiendo como está el San Juan de Dios y con temor que me llevaran al Federico Mora les di mi teléfono y los últimos 30 quetzales que me habían quedado del fin de semana como recompensa por haberme evitado la goma moral en el infierno.



Caminé hasta la sexta. Me sentía destrozado por dentro. No dejaba de pensar cuál será mi "algún día". ¿Acaso algún día seré como mi viejo que se hizo cierto nombre viniendo de la nada? ¿Algún día seré como mi hermano con grandes logros y grandes planes? ¿Algún día seré como mis amigos que pueden gastar en un mes lo que yo probablemente no ganaré hasta que tenga 40? ¿Algún día seré el que creí ser cuando nos obligaban a escribir nuestras metas en el colegio? ¿Algún día podré vivir solo sin presumir que mi casa está bajo el puente más exclusivo de la Zona 16? ¿Algún día tendré que renunciar a lo que quiero ser para ser la perra de alguien más en el trabajo sin sentirme miserable? ¿Algún día me arrepentiré haberme dejado crecer el pelo? ¿Algún día seré algo más de lo que soy? Eternas preguntas que solamente llevan a mas preguntas.

A esta altura, sé que creer que mi "algún día" será el día que viva en La Cañada y maneje un Ferrari todos los días es engañarme a mi mismo. Los creadores de las frases motivacionales dirán que estoy dejando mis sueños morir por miedo. Yo lo veo más como prevenir una frustación a largo plazo.

No importa. Cualquier día puede ser ese "algún día", incluso el día para saltar.


martes, 21 de abril de 2015

Porqué un policía que te pide comprar cerveza a las 11pm da más miedo que el Preventivo de la Zona 18

Ah, no. No hay ciudadano en Ciudad Caótica (a.k.a Guaremawla Siri) que no haya tenido encuentro cercano del primer tipo con estos broders que se hacen llamar Policías Nacionales Civiles, esos mismos que si lo decís muy rápido su nombre abreviado pareciera que estuvieras diciendo "pene sé"... Como si le estuvieras diciendo a tu pene que sabés algo. Por ejemplo: ¨PENE, SÉ que no has salido a chingar  en un año, pero mirá pue... Te propongo algo: llamate a tus compas de allá abajo y haceme ganas (huevos literalmente). Yo sé que la chavita está cacho fea pero pues... Ya nos dijo que como estaba sola nos invitaba a ver una película y que no sólo nos iba a cocinar sino que después te iba a comer... Espero que no te moleste (o que no tenga brackets) porque yo sin pajas (pun intended) estoy que ya exploto...

Y ahí es cuando te das cuenta que estás TAN caliente, que te podrías dar a la chava fea que conociste y te agarraste en una fiesta de San Ángel en la zona 2, pensás que estás en la mierda y sin embargo, no te da (tanto) miedo irte a meter a La Kennedy con tal de tener contacto con otra piel que no sea la de tu mano. O al menos no lo pensás en el momento. Y conste, no tengo nada en contra de la Zona 18, sé que hay lugares seguros (porque he ido varias veces ahí), pero mis padres como todo buen padre que trata de alejar a sus hijos de las drogas, el grafitti y la música de Cypress Hill me metieron miedo sobre los riesgos de la zona que lleva el mismo nombre que una mara.

Sin embargo, la calentura puede más que uno. Puede incluso más que la voluntad de NO querer ir. Y sin importar el miedo, el nerviosismo o el sentimiento de estar cometiendo un gran error y toparse, (mientras buscás la casa y la manzana donde vive la fulana), en un callejón sin salida lleno de vatos locos dispuestos a darte un ride de cajero en cajero por toda la ciudad para luego matarte si les pones el pedo de un mal trip, uno se dispone a ir sin importar qué y casi-casi dejar de ser ateo para percinarse y encomendarse a Diosito como nuestros buenos padres hubiesen querido.

Bueno... La hora de la verdad se acercaba. Era un poco más de las 10 de la noche por lo que el tráfico ya no estaba tan en la shit como en la tarde. Sentía como la emoción me jalaba el estómago de afuera para adentro. Iba sólo, con una playera de Iron Maiden en caso que tuviera que mezclarme entre la multitud.

Pasé a un Súper 24 donde había que hacer la fila y esperar que la cajera detrás de la ventanita lo atienda a uno. Había una fila larga. Detrás de mí había un tipo gordo y sudoroso de polo café rayada que respiraba como si estuviera roncando. Resoplaba, miraba sobre mi cabeza impaciente y somataba sus billetes de 100 contra la palma de su mano. Detrás de él habían más personas.

Al fin fue mi turno y con la vergüenza obvia del caso, compré un six-pack de ICE y un pack de Scudo Sensitivo. Pagué, firmé el voucher, agarré mi bolsita blanca y me fui silvando emocionado hasta mi carro. Temblé un poquito de los nervios cuando abrí la puerta. 

Estaba a punto de entrar cuando veo un señor agente acercarse a mí. "Puta, ahora qué hice" — pensé.

- Buenas noches jóven, ¿cómo le va?
- Ahm, muy bien gracias
- Mire, nosotros le queríamos pedir un favor. Fíjese que queríamos comprar unos litros de Cabro pero la señorita cajera nos dice que no puede atendernos por el tema de las cámaras, que la pueden fregar a ella si nos ven comprando porque estamos uniformados.
Nosotros aquí tenemos el dinero (200 quetzales) y sólo queríamos ver si... Nos podía comprar unos litros de Cabro. Ni son para nosotros, es para un amigo que está en la jefatura.

Eso estando solo SI da miedo. Las opciones eran 2: A) No aceptar, apelando a la moral y al buen uso del sentido de la ética y ser detenido 6 cuadras más adelante ó B)Portarse empático y ver el humano detrás del uniforme que también ríe, llora, come chicharrones y le dan ganas de echarse las chelas los fines de semana pero por culpa de su puto trabajo donde gana una miseria no puede hacerlo y si lo hace es motivo de burlas [como si uno fuera mejor solo por trabajar en un banco, una oficina o un buffet de abogados]

- Sí, no hay problema ¿Cuántos necesita?
- 4 litros
- ¿Cuatros litros? Va
- Aquí está el dinero (Q.200)

Hice la cola otra vez. Pedí los litros. Pagué, Recibí el vuelto, Agarré mi bolsita blanca con los litros fríos haciendo 'tlin-tlin' con cada paso rápido que daba. Esta vez regresé a mi carro sin silvar y con un poquito más de miedo.

Les entregué los litros, me agradecieron y rápidamente se subieron a su patrulla y se fueron. 

Y... Si hablamos de miedo, yo vivo con miedo todos los días, porque me quedé con su vuelto y no sé cuando los policías podrían regresar a pedírmelo y con intereses. Pero ¡hey! tuve sexo esa noche.


lunes, 13 de abril de 2015

Nunca te des por vencido



"La lluvia derramada...
un poco de miel, no basta

El eclipse no fue parcial
y cegó nuestras miradas.
Te vi que llorabas por él

[...]
Un sorbo de distracción
buscando descifrarnos,
no hay nada mejor que casa"
Soda Stéreo — Té Para Tres


¡Mano, al fin lo hice! ¡Al fin lo hice! — me decía mientras me zangoloteaba del hombro para que me despertara.— Despertate, cerote, despertate

Hace shoooombre — gritaron los otros 7 de la habitación que aún dormían con calzonetas y latas vacías de cerveza —

¿Qué pasó? — le pregunté con voz ronca de recién despertado
— ¡Al fin lo hice!
— ¿Hiciste qué?
— ¡Me la di!
— ¿Qué?
— Me la chimé pues...
[me restregué la cara]
— Vení, salgamos mejor así me contás bien porque no te entiendo nada.

Salí del cuarto. No tenía idea que horas eran pues las oscuras sábanas de animalitos cubrían estratégicamente las pocas entradas de luz y no habían relojes a la deriva como para saber cuántas horas llevaba durmiendo. Por el ardor de mis ojos hinchados supuse que no habrían pasado más de 4 horas en ese catre polvoriento. 

El sol costeño de la mañana me castigó mis ojos nomás abrí la puerta y sentí como el calor me aplastaba. Necesitaba agua más que nada en ese momento.

— Pues si, no pues que la ibas a dejar en paz y que mejor buscabas otros culitos y no sé que más putas que me dijiste ayer.
— No sé... Estaba a verga de plano. Tal vez sigo bolo, pero, ¡pela mano! Te lo juro, estoy tan feliz que podría llorar. Tenías razón, uno tiene que luchar por lo que uno quiere.
[estaba escéptico... Y un poco celoso, pues fue mi crush algún momento]
— Y contame. ¿cómo fue, qué hiciste o qué le dijiste?
— Ah, mano, ahí te cuento otro día. Mejor echate un trago conmigo para celebrar.
— No, quiero seguir durmiendo.
— Hueco sos... Pero sin paja mano, estoy tan feliz que podría llorar, así SIN PAJAS.

Supongo que ella también estaba feliz, porque lloraba a la orilla de la piscina y tomaba directamente de la botella.

martes, 7 de abril de 2015

Poner fotos con tu hermanito o sobrinito no nos permite sabrosearte

Desde que descubrimos que el Internet era más que la 'Super carretera de la información', nos hemos encargado de propagarlo con sexo, porno y sitios para ver pono en vivo o tener sexo. 

No importa si es para ver a un sexy rumana masturbarse frente a la cámara por diez dólares la hora, un blog chapín mostrando vaginas peludas tomadas de algún cel hueviado o tu selfie adentro del carro con lentes oscuros. Gran parte del Internet ES o está ALTAMENTE influenciado por el sexo. Es la última herramienta que necesitábamos para la liberación sexual — aunque algunos no la hemos utilizado correctamente y sigamos siendo vírgenes —

Y es de las fotos, en especial de las selfies de las que quiero hablar. Un tema trillado, tan trillado que alguien decidió hacer de nuestra estupidez un hit. Es probable que si revisara en cualquier álbum de fotos encontrara al menos un plato de comida (probablemente un ceviche, un churrasco o chicharrones acompañado de una chela) la foto de un super-deportivo, la de un bebé horrendo que probablemente es tu familiar y más de 10 fotos tuyas entre las que puedo asegurar que están: una en tacuche, una en la playa, una haciendo alguna actividad extrema y una "random" en el caso que seas varoncito de Dios. Lo cual yo he hecho, pero entre más lo pienso, más estúpido se vuelve. ¿Por qué habría de ser impactante estar tomando chelas un jueves o estar entacuchado para la boda de algún pariente? No es que seamos los únicos que hayamos hecho eso.

Pero en caso que seas una hembrita viviendo en la próspera Guatemala la cosa se vuelve peor. Primero debemos aceptar, que CADA selfie tomada, es la forma más patética de buscar la aprobación de las mujeres y el halago por parte de los hombres. No por nada escogen SOLO la mejor selfie y borran aquellas donde se ven gordas, con papada, con ojeras, flojas, chiches caídas o más feas de lo que en verdad son. Buscan tanto el halago que nos hacen creer que son más bonitas socando cada foto con tantos filtros como les sea posible, tomándose fotos solo de sus ojos o boca, poniéndolas en blanco y negro, usando lentes oscuros tamaño-media-cara o poniéndolas boca abajo.

Y está bien. Nos gusta esas fotos porque nos gusta sabrosearlas. Nos gusta poder ver sus bikinis o esos vestidos pegaditos que las hace ver como salchichas mal-embutidas pero que igual nos excita. Ese es TODO el punto de compartir sus fotos bien maquilladitas y bien arregladitas, poderlas sabrosear para que les digamos "que lindas" o "qué guapa saliste en esa foto".
¿Cuántas horas no he perdido yo stalkeando a mi crush, a alguna novia o a alguna amiga? ¿Cuántos no han sabrosado fotos de conocidas con las manos metidas entre los pantalones? ¿Cuántas no suben fotos de ellas en ropa de gym solo para movernos el gusanito?

Hasta las gordas lo saben y lo aplican TAN bien, que solo se toman selfies de la cara... O desde arriba para hacernos creer que tienen unas xixotas y está bien... En serio que está bien, en nuestra calentura cualquier trocito de piel sirve para que intentemos invitarlas a salir, socarnos y quizás terminando enmotelándonos (aunque muchas veces nos manden a comer mierda)

Pero si algo está MAL, MUY MAL es tomarse fotos con sus hermanitos, hermanitas, primitos, primitas, sobrinitos o sobrinitas. Lo último que queremos ver cuando estamos deslizando las fotos con el pulgar de la mano izquierda es un niño. No sólo porque nos baja el poco mosh que sus fotos con Retrica nos pudieran estar inspirando, sino porque si no las conocemos podríamos creer que son sus hijos.

Y si las estamos sabroseando con la vista es porque queremos sabrosearlas en la vida real. Agarrarles las nalgas, apretarles las boobs, manosearlas, cogerlas, chimarlas o hacerles el amor según prefiera cada una. La imagen de un niño inmediatamente nos hace pensar que es una mamá soltera que le va a decir que sí a cualquiera que tenga la capacidad de mantener al chiris del cual el mero tata no quiere saber nada. Y no vengan con la excusa de verse "mas cute" porque solo las hace ver más viejas.

Así que POR FAVOR, POR FAVOR, no se tomen fotos con niños, no sólo porque son feos sino porque no nos permite sabrosearlas a gusto.

jueves, 26 de marzo de 2015

Porqué Baldetti es mi modelo a seguir

Shit, no sé porque la gente se ofusca o se empeña en odiar a nuestra querida vice-presidenta que solo hace lo que puede hacer (que no es mucho pero sí lo suficiente para quitarnos el sueño).

Estaba sentado en una silla mesedora, con jugo de mango y limón servido en un fino vaso de cristal delgado, disfrutando de los placeres del dinero ajeno en una hermosa casa a la orilla del Lago de Atitlán, pensando: ¿cuánto faltará para que "el lago más hermoso del mundo" — Según Huxley— se convirtiera en el lago donde uno se para en la popó?

Es un mundo competitivo este en el que vivimos, y yo, al igual que muchos que intentamos ganarlos e̶l̶ ̶p̶a̶n̶ ̶d̶i̶a̶r̶i̶o̶ la chela semanal con el afán de soportar la vida en esta hermosa ciudad que nos han hecho creer que es NUESTRA ciudad, soportamos toda la basura que nos rodea.

Y sí, tienen razón. Estando en San Pedro la Laguna, me di cuenta que esta ciudad que nos han hecho creer que es nuestra ciudad, en verdad sí es mi ciudad. No es tímida, ni inocente, ni tiene 17 años, pero la amo con todos sus errores y desperfectos, amo su furia, su falta de visión y el caos implícito del tráfico que conlleva en las horas pico los 3 tiempos.



Pero ¿qué tiene que ver eso con Roxana Baldetti? No mucho, sólo quería comentar que había vuelto a ir a San Pedro y que estando allá me di cuenta, que nuestra vice-presidenta es exitosa a su manera. ¿Qué no se trata de eso el éxito? ¿De alcanzar tus metas y avanzar sin importar qué? Y sí, todo lo que hace podría ser o no correcto, pero no puedo negar que ella llegó a ser vicepresidenta y yo soy otro imbécil ordinario más que escribe en un blog sobre lo que pasa en un país más pequeño que la Ciudad de México.

Sin embargo, no le puedo quitar al lago el mérito por cumplir su función mística e inspiradora que los extranjeros buscan al llegar a Sololá. Esa energía ancestral maya que atre a los europeos fue la misma que me ayudó a meditar con el sonido de sus olas rápidas y constantes que chobaban contra el muro de piedras sobre  qué es el éxito:

Si alguna vez necesitás algo aquí en Santiago, pegale una llamada a este cuate. Él vive ahí, se conoce todo y te puede ayudar con lo que necesités.

Ella alcanzó el éxito porque tuvo y tiene los contactos necesarios para llegar a donde está. Admirable. Ojalá yo los tuviera.

Esta parte del lago es limpia, te podés meter a nadar
Ella no le tuvo miedo a esnuciarse. A mi sólo pensar en que podría mancharme me da asco y lo evito. Además, no tenía ningún interés de nadar en el lago. Es MUY probable que ella tuviera demasiado interés en salir de la pobreza.

Amigo, ayúdanos a regresar a Pana. Nuestro equipaje se quedó allá. Ayúdanos comprando estos brazaletes por Q.10

Si es mentira, es una mala mentira. Si es verdad, es una GRAN estupidez viajar y "olvidar" tu equipaje, sea como sea, lo importante es obtener el dinero. Baldetti opina lo mismo —y cree todas las mentiras que dice—



Entonces ¿Por qué Baldettí es mi modelo a seguir?
Baldetti es mi modelo a seguir, porque ella me demostró que hasta los imbéciles pueden llegar a la cima y aún así, entretener a un pueblo de ignorantes.

martes, 17 de marzo de 2015

Concluí que debería entrevistar al Diablo

...

Necesito correr contra el Diablo. Una carrera mano a mano. Tengo que aprender un par de cosas de ese viejo. 

Tengo un cajón lleno de historias vergonzosas que guardo junto a un montón de las ideas más pervertidas que he tenido. Trato de no abrirlo pero eventualmente debo hacerlo. No puedo dejar flotando todas las vergüenzas y las perversiones en mi mente, entonces lo abro y las archivo. Me nublaría la vista tener estos pensamientos revoloteando por ahí. Me hacen querer arrancarme el corazón, dispararme en la cabeza o regresar a aquel bar para violar a hija adolescente de la dueña, a mano armada. Además de ser potencialmente inmorales, no me dejan hacer mi trabajo.

Claro, nada de eso ocurrirá. Nunca ocurre nada. Todo siempre se queda en mi mente y con el tiempo, termino descartando toda idea de venganza u olvidando la razón por la que estaba enojado y me enfoco en el siguiente plan que nunca concluyo para llegar a la meta que nunca alcanzo.

Mi flujo creativo debe seguir avanzando y conforme pasa el tiempo sólo puedo pensar en cuestiones que causan más dudas que respuestas. Típicas preguntas infinitas de "¿qué hubiera pasado si...?". O qué pasaría si lograra vengarme de todos aquellos que me hicieron el mal. ¿Como se sentiría matar a un agresor? ¿Qué palabras me diría aquel ladrón si pudiera atarlo a una silla y torturarlo? ¿Qué hubiera pasado si no hubiera tomado esa decisión?

¿En qué estás pensando? Estás muy callado hoy.
— [Sonreí]. En nada especial.

Estaba pensando en mucho. Ya ni recuerdo que fue lo que me llevo a pensar en lo que estaba pensando. Ah sí, en El Diablo. Ajá, entonces, si el Diablo es la antítesis de Dios, entonces... Debe ser malo y si es malo y lo opuesto a lo que debería ser un Dios tradicional, entonces es vengativo... Pero nadie puede vengarse de algo que no le han hecho. 

Entonces eso quiere decir que alguien fue tan ijueputa para jugarle la vuelta al Diablo. ¿Y qué es eso que sabe más por viejo que por Diablo? ¿Significa que hubo quien estafara y robara al pobre Diablito que lo único que quería estafar y robar a algún otra alma en pena?

Correr contra el Diablo es estúpido. Odio correr y probablemente no aprendería nada útil. ¡Debería entrevistarlo! 

Creo que debería encontrar al Diablo.
— Ya vas vos con tus planes...