jueves, 30 de abril de 2009

La Vez Que Chocamos Un Carro Y Nos Dimos A La Fuga (otra de retrovisores)

Era una bonita mañana de feriado, no sé cual de todos fue.

La cosa es que íbamos con mi buen amigo Gotzu y el Toto, que también es buen cuas pero hemos perdido comunicación desde que se cambió de colegio y no estamos en la misma U y todo eso.

los 3 íbamos sin bañarnos, creo, o por lo menos yo no me había bañando y todavía tenía pelo de almohada. El Toto había sacado el carro de su abuelo sin permiso para ir a Casa Instrumental de la Bolivar, los 3 queríamos ir a curiosear, probar guitarras y bajos que no íbamos a comprar y terminar llevando unos 3 'picks', uno para cada uno.

Desde el principio todo se miraba poco prometedor, cuando salimos de la colonia a la Aguilar Batrés, el Toto solo se tiró sin ver si venía carro o no y aunque sí venía carro no chocamos pero el carro de atrás le bocinó "ah... 'shombre'" dijo el Toto

Seguimos avanzando y ya en la Bolívar nos dimos cuenta que ninguno de los 3 sabía como llegar a Casa Instrumental, yo creyendo conocer le dije que se metiera en una calle para atravesarnos y salir en el otro lado, osea en la calle que iba para la Aguila Batrés y no para la zona 1.

El Toto se metió en una calle y empezamos a dudar... "¿y ahora a dónde?" empezamos a dar vueltas y meternos en calles que nos alejaban cada vez más hasta que el Toto vio algo que le pareció que estaba cerca de Casa Instrumental, estaba señalando la M gigante del McDonald's, yo vi por la ventana de la izquierda de atrás cuando en eso el Gotzu grita "¡AGUAS!" el Toto, lento, aún más lento que yo dice "¿qué?" y un ratitito después solo se oye ese desagradable sonido de lámina chocando contra otra lámina, ese sonido que solo los carros producen cuando se chocan uno con otro o contra otra cosa.

La cosa fue que le habíamos dado a un carro que estaba totalmente parqueado (un Eclipse), frente a su casa, mientras la doña que vivía en la casa estaba enfrente. Ella vio todo. Lo rayamos desde la puertecita de gasolina hasta botarle el retrovisor del piloto... Cagadales totales...

Yo era de la idea que paráramos a ver cuanto iba a ser la broma, esperando que no fueran mas de 200 porque no tenía más, el Toto también quería parar pero por los nervios, no ser su carro, no usar lentes y porque el Gotzu le dijo literalmente que "nos fuéramos a la mierda" salimos huyendo, yo todavía pude ver como la doña de la casa salió atrás de nosotros, tratándonos de alcanzar, obviamente no lo iba a lograr y no lo logró

Salimos sacándole todo lo que se le podía pedir al carrito, dándonos a la fuga.
Lo irónico fue que sí estábamos cerca, porque cuando huimos y retornamos pasamos enfrente de Casa Instrumental