sábado, 16 de mayo de 2009

Manifestación con versace, guarura, y calzon de seda.

Por: Manuel José Chocano

Dos días después de haberme graduado de Bachiller, mis papás se horrorizaron por la decisión que había tomado de estudiar en la San Carlos, en la escuela de Ciencias Políticas, se que no les gusto la idea, porque ser diferente en ciertos círculos sociales es un suicidio, que sufriría toda mi vida, y que no encajaría de cierta forma en el “Stablishment” de la burbuja de sociedad disociada que algunos se empeñan en mantener. No me arrepiento, he andado por veredas que mis amigos no imaginan, he visto el amanecer desde el triangulo Ixil, y hablado con personas que retornaron de el refugio en México, no me siento mejor o peor que nadie, pero sé que la realidad no es un hermoso condominio en las afueras de la ciudad, o una casa en el puerto o Atitlán.

No los culpo, con esa imagen que lo feo del país, es la gente que no es blanquita como ellos, que lo feo es el centro que no se parece a Miami, la chusma… Las Mayorías. Esas masas que les han de parecer extrañas, todos con apellidos comunes, y también las clases medias, los pensantes, esos que cuando sus papás eran jóvenes, eran los abanderados de una democracia que aún no nacía, eso que fueron manchados sus nombres al ponerlos en la misma bolsa que a los guerrilleros, esos cuyos lideres fueron asesinados, y para los cuales los directores de la Marroquín no dieron día de asueto para capearse de las cómodas clases para que los canchitos fueran a gritar asesinos a los militares de esa época a la plaza central, no, para esos muertos no hubo manifestación con ropa Versace, o zapatos Manolo, en el centro, Esos muertos fueron manchados, y hablo de Fuentes Mohr, de Irma Flaquer, de Oliverio, y de los de las matanzas selectivas, porque seguro las de las masivas no son más que numeros inventados por los “Comunistas de la San Carlos” eso es lo que les enseñan en la Marroquín y por eso reviviremos el pasado, estamos a un segundo de hacerlo.

No hay peor ignorancia que la que se asume por puro gusto.

El día de ayer y hoy hordas bajadas de las montañas de carretera a El Salvador, dirigiéndose al centro de la ciudad de Guatemala la protesta ¿Justa? No más que la que se pudo hacer en la Atlántida por la muerte de algún chofer de camioneta, no más que por la muerte de algún chapín de a pie. Deben de haber visto Palacio Nacional, ese que hizo Ubico, -Ese ubico dice el Licenciado que era bien cabrón.- Si los maestritos de las privadas les enseñan la verdad a medias, para que los papas de los nenes se sientan cómodos, no, los obligan a leer libros de Ayau, alguien que invoca la libre competencia pero tiene un monopolio (Gas) seguro van al auditorio que lleva el apellido Gutiérrez apellido oligárquico ¿Es que el liberalismo no se basa en la libre empresa? ¿Es que acaso el liberalismo no habla del fin de los Monopolios y oligopolios? En Guatemala no, este es el único país donde una “Universidad Liberal” esta a favor de la tenencia de tierras en pocas manos, a pesar de que esta tenencia va en contra de todo lo que el Liberalismo enuncia, afortunadamente en la tricentenaria leemos directamente a Misses y a Smith, y no las interpretaciones de Ayau o algún “libertario chapín”

Si han sufrido mis amigos conmigo, vaya que si, siempre fui el “socialista” el que no encajaba, el incomodo, y si bien en algún oscuro momento me sentí solo, no me arrepiento de se quien soy. Es en estos momentos cuando más certezas tengo de ser el que soy, más allá de mi clase, de mi crianza.

Sé que los campesinos fueron ahí obligados coaccionados con promesas del gobierno.
El hambre que pasan, lo solidarios que son entre ellos, es algo que los placeros de dos días no entenderán jamás, no conocen la coacción y la pena ni la necesidad.

No son menos ignorantes los Marroquinanos que fueron a gritar muertos de hambre a esos campesinos. Que se atrevieron a decir “Somos mejores que ellos.” Por micrófono Mientras pienso en la ley de reforma fiscal, en lo bien que ha planteado los caso la CICIG, en el anonimato en el que había caído Otto Pérez, en Mario David García que quiso acabar con la democracia y por eso suspendieron la televisión nacional, en que el fue candidato a la presidencia del MLN, partido de antidemócratas, de escuadrones de la muerte, en los malditos mal nacidos que nos venden el espejito de PROREFORMA para jodernos con una dictadura eterna y que estoy seguro mucho optaríamos por las armas, como hicieron mis abuelos contra si, ese mismo enano que forzó a que indígenas como esclavos construyeran ese palacio. En un gobierno que lentamente esta cavando su tumba, y en lo único que pienso, es en la congruencia, en coincidir nuestros actos con nuestras palabras, y pensamientos.

Que al final, ellos no irían a la plaza si el presidente tuviera apellido Novela o Gutierrez, y el asesinado hubiese sido un López

Que asco , jamás había visto la Plaza tan sucia.

Solo me suena el pensamiento en la cabeza, una frase del Corán y la Torá ante la tragedia de la familia Rosenberg y de este pais:

“El que mata una vida humana mata el mundo entero”

No dice que vida es más importante, porque aprovechar la coyuntura para manipular para que salga su PROREFORMA y zampar a un Ayau, un Zapeta, y otro esperpento de esos vitaliciamente en un sistema TIRÁNICO es más importante aunque eso implique jugar con un nombre, una familia, y un pueblo.